Reseña: Another Code: Las Dos Memorias

Hoy, en esta entrada de otras narrativas, dejamos a un lado los libros para sumergirnos en el mundo de los videojuegos. Y para eso abrimos el baúl de los recuerdos y desempolvamos la Nintendo DS, para recuperar un juego de esos que nos encanta recomendar en La Nave Invisible, uno con una excelente narrativa: Another Code: Las Dos Memorias.

Another Code: Las Dos Memorias, un juego para Nintendo DS.

Another Code era de esos juegos que hacían que valiera la pena comprarse una Nintendo DS allá en 2005. Se trata de una creación original de la desaparecida Cing, una empresa japonesa independiente de desarrollo de videojuegos que tuvo una amplia producción a lo largo de la década de los 2000. En Cing tenían un concepto transversal de los videojuegos y buscaban crear historias que ofrecieran una experiencia mucho más completa al jugador y lo introdujeran por completo en el juego.

En palabras de su vicepresidenta, Rika Suzuki, el resurgir de las aventuras gráficas que se vivió en esa época permitió la incorporación al mundo del videojuego de personas con distintos talentos que antes quizás no se sentían atraídos por este mundillo, como eran los artistas, ilustradores, guionistas o novelistas, porque ese tipo de videojuegos y plataformas suponían una manera perfecta para crear historias interactivas a aquellos que escribían bien y querían contar una historia [1].

El juego fue guionizado por la misma Rika Suzuki, diseñadora de videojuegos y guionista con una larga carrera a sus espaldas. En el desarrollo del juego tuvo mucho que ver el hecho de que Suzuki perdiera a su padre durante esa época, afectado por alzhéimer, lo que hizo que la autora acabara dando un papel muy importante a la memoria y a los recuerdos en esta historia [2].

Haciendo un repaso a su carrera, encontramos que entre los guiones más destacados de esta escritora japonesa se encuentra el del propio Another Code, pero también el de Hotel Dusk: Room 215, un juego con auténtico espíritu de novela negra que gira entorno a la investigación de un caso de desaparición por parte de un antiguo policía retirado. Ambos juegos tuvieron un gran éxito en su momento y se les dio una secuela a cada uno, la de Another Code para la consola Wii y la de Hotel Dusk para la misma Nintendo DS.

Aparte de esos dos juegos, Suzuki guionizó muchos otros trabajos, y después del cierre de Cing fundó Bellwood, una compañía de novelas digitales en japonés.

Imagen de la carátula del juego en inglés.

Another Code: Las Dos Memorias es un juego que mezcla la ciencia ficción con la fantasía, contándonos la historia de dos familias en dos épocas distintas, pero ambas marcadas por la muerte y la traición, que es lo que hace de nexo de unión entre ambas. Estas dos historias se van entrecruzando gracias a los dos personajes principales del juego: Ashley y D., que comparten una aventura de investigación para descubrir la verdad que se esconde tras la Mansión Edward.

El juego empieza cuando Ashley Mizuki Robbins, una chica que está a punto de cumplir los catorce años y cuyos padres desaparecieron cuando ella tenía tres, recibe una carta de su padre, Richard Robbins, citándola en una isla llamada Blood Edward para celebrar su catorce cumpleaños con ella.

Ashley, que vive con su tía, Jessica Robbins, se siente muy sorprendida por ese hecho, pues creía que sus padres habían muerto en un accidente. Jessica nunca le ha hablado a Ashley sobre el motivo de la desaparición de sus padres y lo único que la chica conserva de ellos es un vago recuerdo que tiene de su tercer cumpleaños, en el que ocurrió un hecho terrible, pero que la chica no acaba de identificar.

Junto a la carta, Richard le manda un dispositivo llamado DAS, que es un aparato electrónico que sólo pude utilizar la misma Ashley y que está a medio camino entre una consola portátil y un Smartphone (y con aspecto de Nintendo DS, para sumergirnos un poco más en el juego). Según cuenta Richard, ese objeto es muy importante, aunque Ashley no sabe muy bien por qué.

Ashley y Jessica contratan los servicios de un capitán de barco y se dirigen hacia la isla para reencontrarse con Richard. Pero al llegar a Blood Eward no hay ni rastro del hombre. Jessica se ofrece a ir en su busca, mientras Ashley se queda en el barco junto al capitán. Al ver que pasado un buen rato su tía no regresa, Ashley sale en su busca.

Pronto Ashley descubre que la isla Blood Edward perteneció a una adinerada familia apellidada Edward y que unos hechos ocurridos en el pasado acabaron dándole ese macabro sobrenombre, pues tanto el abuelo, Lawrence Edward, como sus dos nietos y herederos, Henry y Thomas Edward, murieron en la isla con poco margen de tiempo.

Por si eso fuera poco, durante su búsqueda Ashley acaba en el cementerio de la familia Edward y allí se encuentra con un fantasma, D., un chico de su edad que ha perdido la memoria y no sabe por qué está en la isla ni qué lo llevó a la muerte.

D. se sorprende de que Ashley pueda verlo, porque sólo los puros de corazón pueden hacerlo, y hasta el momento no se había cruzado con nadie así. Por eso le pide a Ashley que lo ayude a recuperar sus recuerdos y así poder descansar en paz. Y aunque al principio ella se muestra reacia porque ya tiene suficiente con sus problemas, lo acaba aceptando en su compañía mientras prosigue la búsqueda de su padre y su tía.

Durante el juego acompañamos a Ashely y a D. en su periplo por la mansión, conociendo detalles de la historia tanto de la familia de Ashley como de la de D.: qué fue lo que llevó a los padres de Ashley a dejarla al cuidado de su tía Jessica, o qué fue lo que ocurrió realmente en Blood Edward en el pasado y qué relación tiene todo eso con D.

Captura de pantalla de la escena en la que Asley y D. se conocen. Fuente.

En cuanto a su funcionamiento, Another Code es una aventura gráfica como las de antes, en la que nos ponemos en la piel de su protagonista y vamos conociendo su historia mientras tenemos que ir resolviendo puzles para avanzar. El juego no es muy largo, puede completarse en unas 6-7 horas dependiendo del tiempo que nos lleve resolver esos puzles. Realmente no son muy complicados y dejando a un lado un par de ellos que quizás sí pueden tener algo más de dificultad (o que requieren acciones en las que no caes a la primera de cambio), todos ellos son bastante lógicos.

Aun así, lo que empuja a seguir jugando es, sin duda, la historia en sí misma, que atrapa casi desde el primero momento: ¿por qué los padres de Ashley la abandonaron y once años más tarde vuelven a ponerse en contacto con ella? ¿Quién es D. y qué tiene que ver con la familia Edward? ¿Por qué ha desaparecido Jessica y dónde se encuentra?

La historia se divide en 7 capítulos en los que vamos visitando distintas zonas de la mansión Edward. Gracias a la pantalla táctil inferior y con la ayuda del stick podemos desplazarnos por el mapa de los distintos escenarios, mientras que en la pantalla superior aparece el detalle de los mismos, los objetos que encontramos, o las personas con las que interactuamos.

Al final de cada capítulo Ashley hace un recordatorio de todos los acontecimientos vividos a modo de examen y cierra el capítulo, de manera que si no hemos conseguido algún objeto o alguna pista durante ese periodo ya no podremos volver atrás.

¡Y, ojo, que el juego tiene dos finales distintos, y si nos hacemos con todas las pistas nos podemos quedar sin conocer el pasado de uno de los dos protagonistas!

A pesar de que el juego ya tiene sus años y el apartado gráfico sufre las consecuencias, se nota que la compañía hizo un gran trabajo en el desarrollo.

Ilustración oficial de la protagonista del juego, Ashley. Fuente.

Es cierto que el diseño de los escenarios y el movimiento 3D que te permite desplazarte por ellos se ve pixelado y tosco, pero puesto que básicamente actúa como mapa para el desplazamiento, dando más importancia a las ilustraciones que acompañan a los diálogos en la pantalla superior, ese detalle puede pasarse por alto. Y es que esas ilustraciones merecen una mención positiva, con un diseño de personajes muy cuidado y variado.

En cuanto al texto de los diálogos, por fortuna, en la versión española están en castellano. Además, y aunque esos diálogos sean por escrito, no está de más mencionar que los efectos sonoros y la música que acompaña el juego hacen una estupenda función a la hora de sumergirte en la historia, siendo tranquila en los momentos de calma, o volviéndose más angustiosa cuando nos encontramos ante una situación de peligro.

Otra cosa a destacar del juego es que la trama incluye a muchos personajes femeninos sin caer en estereotipos y sin reducirlas a “madre”, “esposa” o “hija”. Tenemos, por ejemplo, que la protagonista del juego es una chica que además de no estar sexualizada y no caer en el estereotipo de chica femenina, se mueve por sus propios deseos y metas. Ashley es fuerte y decidida, y quiere conocer la verdad, pero al mismo tiempo tiene los miedos propios de una persona joven que ha vivido casi toda su vida sin conocer a sus padres y que ahora teme encontrarse con ellos.

Por otro lado, tanto Jessica como Sayoko, la madre de Ashley, son científicas con carreras propias a sus espaldas: la primera trabaja como profesora y la segunda es la responsable del desarrollo de un importante estudio sobre la memoria, llamado Another, que también tiene un peso muy importante en la trama, y ambas tienen una vida a parte del hecho de ser madres.

En resumen: Another Code cuenta con una narrativa increíble que atrapa al jugador desde el primer momento y cuyos personajes siguen acompañándolo incluso después de haber terminado la partida. Por eso, y aunque el juego tiene ya unos añitos, lo que hace que algunos apartados se resientan, creo que merece la pena seguir hablando de él y recomendándolo a las futuras generaciones para que lo tengan en cuenta.

  1. “Another interesting thing in Japan currently is that with the re-birth of adventure games, people who have talent in other areas – artists, writers and novelists, for example – are finding that they want to get involved in making games too. The adventure game is the perfect way of getting into telling interactive stories. This is the platform for someone who can write well and tell a story.”
  2. “On a personal level, during the course of making the game I lost my father. He had alzheimer’s disease, so memory for him became very significant. When he was very young he lived in Shanghai, and because of the disease he became able to draw very detailed maps of the area, which he couldn’t before. That stimulated me to think a lot more about memory.”

Los comentarios que la señora Suzuki hace respecto al juego se han extraído de esta entrevista.

Anna Roldós
Anna Roldós (Reseñas/Novedades/RRSS): Irilaya. Química de formación, librera de vocación; me leo hasta los prospectos de los medicamentos. Enamorada de Japón, del manganime, de los videojuegos, de la animación y de la ilustración. Me encanta la ci-fi. También escribo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s